Domingo, 09 de octubre de 2005
ENTRADA



EN LA QUE SE HABLA

DE UNA DESAMPARADA PLANTA DE NOCHEBUENA,

DE UN TRABAJO EXTRA?O,

DE UN ESCRITOR MISTERIOSO

Y UNA ENCUADERNACI?N DE SAFI?N,

TAMBI?N DE LA ALTURA DE NUESTRAS MONTA?AS,

DEL CARI?OSO AROMA DE LA CHICA

CON EL SOMBRERO ACAMPANADO,

DE UN L?GUBRE ACUARIO,

DE PAREDES POROSAS

Y DE SIS SE PUEDE FORMAR EL MOHO

EN UN FRASCO DE

MERMELADA DE ALBARICOQUE

ABIERTO UN LUNES.



Era una frase en serbio. Como la siguiente tambi?n. Compuesta manualmente. Impresa en letras cir?licas. Entre los reglones se dejaba vislumbrar la impresi?n del reverso de la p?gina. Originalmente de un blanco perfecto, el papel presentaba manchas amarillas del tiempo que se cuela por todas partes...
Esperando que el joven examinara la p?gina introductoria del libro, el hombre misterioso aparentaba entretenerse con la inspecci?n de la oficina, un cuartucho al fondo del embudo del pasillo que no se hab?a vuelto a pintar desde hac?a tiempo. La estrecha habitaci?n de uso general conten?a s?lo un archivero de persiana en desuso con una chapa varias veces reforzada, un perchero con base, dos sillas destartaladas, un escritorio y una maceta con una desamparada planta de nochebuena. El peque?o y deslucido escritorio de bordes desgastados, apenas suficiente para los seis tomos del Diccionario de la lengua serbia, una edici?n de Ortograf?a de la posguerra y un mont?n de textos period?sticos reci?n impresos esa semana.
La luz en el cuartucho era d?bil; los hombros cacarizos del edificio gubernamental vecino tapaban la vista desde la ventana, por lo que hab?a que esperar el mediod?a para recibir una tajada rojiza del sol que all? jam?s pasaba de un cuarto de hora, siempre y cuando no estuviera nublado como ese d?a de finales de noviembre. Tal vez por eso el joven estaba encorvado, con el rostro casi metido entre las tapas del libro. Despu?s de leer la primera p?gina, dio vuelta a la hoja con cuidado, pero pas? por encima de los dem?s renglones para cerrar el libro y empezar a inspeccionar la encuadernaci?n hecha de safi?n rojo fr?o, desde luego demasiado elegante para los tiempos actuales.

(...)
Publicado por Goizeder @ 1:52  | Textos
 | Enviar