Mi?rcoles, 20 de diciembre de 2006


(...)
El deseo se parecía a una punzada de hambre que aúlla como un dolor bajo el corazón, o a un dolor pequeño que se despierta como el hambre en el alma. No se acordaba exactamente de cuándo había brotado en él esa velada ansia por el camino en forma de una tenue fuerza incorpórea. Era como si se hubiera acostado con las puntas de los dedos pulga [...]
Leer m?s...

Publicado por Goizeder @ 22:50  | Literatura en miniatura
 | Enviar